1er Simposium Internacional de Investigación, Desarrollo e Innovación en la Sociedad Digital - Inteligencia Artificial, más allá de los algorítmos

El tema de la Inteligencia Artificial y sus implicaciones, presentado por el Dr. Jorge Vasconcelos, ilustra conceptos básicos a considerar para plantear el tema:
Razonamiento deductivo.
Aprendizaje, continuo y constante.
Procesamiento de lenguaje natural.
Reconocimiento de patrones.
Percepción.
Movimiento y manipulación, transformación y reafirmación.
Planeación.
Solución de problemas.

Un punto clave del tema es el poder definir qué es la inteligencia. Comenzó a describirla en dos puntos:

La inteligencia es la capacidad de solucionar problemas.
La inteligencia es la capacidad de procesar información.

No obstante, también describió lo que no era la inteligencia. Por ejemplo, en empresas de contabilidad destacan las personas con notables capacidades numéricas, pero hay otras que se dedican únicamente al conteo financiero, a lo que él llamó como "habilidad" pero no "inteligencia".

Después hizo mención de las técnicas modernas para el desarrollo de software inteligente:
Deep Learning y redes neuronales
Evolución artificial
Computación afectiva
Cómputo social
Creatividad artificial
Conciencia artificial

Todos los puntos mencionados anteriormente se encaminan a lo que me parece que es un sueño poco probable y lejano.

¿Acaso las personas que son capaces de hacer contabilidad de forma rápida y eficiente no tienen una gran inteligencia?
Pienso que la IA posee, en primer lugar, un problema fuerte de conceptos (al menos es lo que percibí del Dr. Vasconcelos). Creo más bien que es un problema de complejidad y multidimensionalidad.

Me parece que los objetos en sí mismos son inteligentes y adquieren inteligencia constantemente, pero no de la forma que normalmente se piensa. La inteligencia artificial es una falacia, una ilusión, vista desde la concepción de "más" o "menos" inteligente. Las entidades son multi-inteligentes. Por ello, se desarrollan algoritmos distintos a los humanos: autónomos y eficientes, no autónomos y complejos.