Francisco Jesús Vieyra González

El portafolio electrónico para sistematizar el aprendizaje

Datos Generales
Prácticas educativas mediadas por tecnología
Reporte de práctica
Licenciamiento Creative Commons
Atribución-CompartirIgual
Comunicación

MGAAV Francisco Jesús Vieyra González

 

Licenciatura en Pedagogía, Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Diseñador instruccional en Lottus Education

 

¿CUÁLES SON LOS ANTECEDENTES?

Uno de los programas académicos impactados por la pandemia de COVID 19 fue la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, en particular la asignatura Diseño y elaboración de recursos didácticos, donde surge la presente experiencia, al implementar el trabajo remoto, debido al distanciamiento social que se debe aún cumplir para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2

Para facilitar la planeación, organización y entrega de los diversos recursos y materiales educativos, se implementó el portafolio electrónico como herramienta que sistematiza las evidencias de aprendizaje y conocimientos de los estudiantes, además que permite al docente su revisión, realimentación correctiva y calificación, impulsando una evaluación objetiva. Un portafolio digital, también conocido como e-portafolio, que consiste en

espacios de aprendizaje y trabajo digitales de propiedad de los estudiantes para recopilar, crear, compartir, colaborar, reflexionar sobre el aprendizaje y las competencias, así como almacenar las retroalimentaciones y evaluaciones recibidas. Son plataformas que los estudiantes deben diseñar para implicarse en su desarrollo personal y profesional, e interactuar activamente con las comunidades de aprendizaje y los diferentes agentes implicados en el proceso de aprendizaje. (Pujolà, 2019, p. 7)

Tradicionalmente consta en un folder físico donde se guardan las evidencias para entregarlas al docente, aunque con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), principalmente de la web, permite generarlos en un entorno virtual para acceder fácilmente por cualquier usuario, divulgar su contenido, favorecer la creatividad e impulsar la sociedad del conocimiento.

Existen diversas formas para utilizarse como un medio de evaluación que sirve al docente para emitir un juicio acorde a ciertos criterios, aprendizaje por ser el estudiante el responsable de su construcción y publicación, gestión al facilitar los procesos de transferencia, además de divulgación al compartir con otros los avances logrados.

 

¿CÓMO LO HIZO?

La asignatura de Diseño y elaboración de recursos didáctico se imparte en el quinto semestre como parte de las opciones del área pedagógica. Se conforma de dos ejes de trabajo, por un lado, la revisión de los referentes teóricos con criterios pedagógicos, tecnológicos, disciplinares, gráficos y económicos y, por otro, la construcción mediante herramientas digitales de recursos y materiales impresos, auditivos, multimedia y digital conforme a los contextos, el objetivo de aprendizaje y la población a implementar.

Las evidencias de aprendizaje consisten en materiales y recursos didácticos; los primeros son objetos creados desde su origen con una intención educativa como puede ser una infografía educativa o un manual de capacitación, a diferencia de los otros que son recuperados de la cotidianidad para adaptarlos e implementarlos con una intención educativa, por ejemplo, el uso de una piedra para ejemplificar la aceleración en la gravedad.

Cada uno de los recursos y materiales son construidos con herramientas digitales de acceso libre, versiones limitadas o licencia Creative Commons, al igual que otras evidencias propias de la clase como un cuadro comparativo de los conceptos material, recurso, medio u objeto de aprendizaje y una presentación digital para exponer las teorías.

Debido a las restricciones para evitar la propagación del COVID-19, las clases se desarrollaron mediante Zoom, donde los estudiantes presentaron con apoyo de su docente los 16 temas que corresponden al programa de la asignatura y, mediante videotutoriales elaborados con la herramienta Screencast-O-Matic y publicados en Youtube, se les compartieron los procesos de construcción de cada uno de los recursos y materiales a entregar.

Un problema fue la cantidad de evidencias, complicando su organización y sistematización, por lo que se solicitó a los estudiantes un portafolio digital, similar a un repositorio personal. La herramienta empleada fue Google Sites, que es un servicio gratuito de creación de páginas web mediante plantillas predefinidas y con funcionalidades intuitivas y accesibles que facilitan su construcción e incrustar objetos externos. 

 

Imagen 1. Estructura del portafolio digital. Elaboración propia.

Portafolio 1

El portafolio incluyó información complementaría que sustentar las evidencias, por lo que en cada página debía incluir un título, una breve explicación del contenido, los pasos realizados y las fuentes de consulta. Con respecto al tema de los recursos y la interfaz, los estudiantes tomaban las decisiones conforme a la población impactada, los aprendizajes a desarrollar y su creatividad.

 

¿QUÉ OBTUVO?

Se obtuvieron 22 portafolios digitales con la misma estructura, pero con contenidos diferentes que demostraron los abordajes tecnológicos, pedagógicos y disciplinares en sus recursos y materiales educativos.

 

Imagen2. Recursos didácticos. Recuperado de https://cutt.ly/sbn7Zef

Portafolio 2

 

 

Imagen3. Recursos didácticos. Recuperado de https://cutt.ly/ybQeCFd

Portafolio 3

 

 

Los procesos de evaluación se desarrollaron por el docente con listas de cotejo y rúbricas que contenían los criterios a valorar, aunque fueron compartidos con los estudiantes mediante SlideShare para que se autoevaluarán con la intención de juzgar su desempeño, entregar lo solicitado y obtener la mayor calificación. 

 

¿QUÉ VENTAJAS ENCONTRÓ

El portafolio digital es un recurso importante para sistematizar las evidencias de trabajo y los conocimientos, generando un aprendizaje activo y autónomo en los estudiantes, impulsando un alto nivel de calidad por su publicación en un sitio web que permite ser consultado por cualquier persona, así se trasciende del aula a espacios de divulgación y promoción del profesionista y de la misma institución. Las ventajas de su aplicación son:

  • Documentar sus conocimientos y evidencias de aprendizaje.
  • Construir una huella digital y profesional con visibilidad a otros usuarios.
  • Sistematizar las evidencias para facilitar su construcción y entrega.
  • Acceder fácilmente para revisarlos en la web en cualquier momento.
  • Desarrollar la creatividad y toma de decisiones para un aprendizaje integral.
  • Favorecer la autenticidad de los productos evitando el plagio.
  • Promover una comunidad de aprendizaje, al revisar sus evidencias entre sí.

En esta época de pandemia, donde la interacción educativa se desarrolla mediante una TIC, el portafolio digital es una herramienta confiable que permite generar experiencias de aprendizaje significativas con relación a los contenidos del programa académico y competencias como la organización, sistematización, responsabilidad y respeto a los derechos de autor, por lo que es recomendable su implementación considerando las condiciones y limitaciones tecnológicas, institucionales, educativas, económicas y personales de los estudiantes.

 

REFERENCIAS

Pujolà, J. (2019). El portafolio digital en la docencia universitaria. Barcelona: Consejo Editorial IDP/Ice-Octaedro