Bitácora 1 (1 de febrero de 2017) Mayra Moreno

En la primera sesión confirmé que fue una buena elección el elegir esta materia, el profesor tiene una didáctica interesante que resulta motivante no sólo en la materia, sino en el aprendizaje de otras disciplinas como la ciencia hacker y su ética profesional.
Durante la sesión me sentí un tanto intimidada dado que me considero en desventaja teórica con respecto a mis demás compañeras, hay muchos términos que el profesor emplea que no tengo ni idea de lo que significan, de hecho me cuesta trabajo seguir el hilo de la conversación porque trato de contextualizar aquellas palabras que no logro comprender y esto hace que me pierda en la conversación.
Además me da pena preguntar y prefiero quedarme con lo poco que logro comprender para después en casa investigar un poco más. Afortunadamente al llegar a casa le pregunto a mi esposo (considero que él sabe un poco más que yo en cuestión de computadoras) y logra despejarme algunas dudas, me tranquiliza saber que son sólo conceptos los que no entendía y que con la práctica lograré tenerlos mucho más claros.
En cuanto a la sesión del día 8 me siento más confiada y preparada, el tema lo considero interesante y por fin logro tener una visión más clara de lo que es la didáctica. Me doy cuenta de que no la había concebido como un arte y creo que tiene mucha razón de ser, en el aula somos artesanos (Miranda, 2017).
En cuestión del clima del aula me agrada mucho, creo que el hecho de tener café y galletas crea un ambiente más favorable para compartir no lo sólo los recursos alimentarios si no también los de aprendizaje.